Pacman es uno de esos ejemplos claramente representativos de que los grupos con una trayectoria corta pueden ser también una apuesta totalmente segura.
Su alegría, sus carismáticos cantantes y su repertorio pensado en hacer cantar y disfrutar a personas de cualquier generación son las armas que despliegan cada noche y que les hacen salir vencedores en todas las plazas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad